Mudarse a una casa que linda tan cerca de otra no le gustó mucho, sentía que eso de la privacidad de hacer lo que ella quisiera en su propiedad, no era tan cierto. Pero no le alcanzo para más y eso fue lo que pudo obtener. Pero un día vio la parte buena cuando estaba excitada en el jardín masturbándose. No podía llegar al orgasmo y ahí fue cuando el negro la pilla y rápidamente saca su polla bien dura para colaborar con el coño de la culona. La gorda se montó a cabalgar con muchas ganas hasta que su raja obtuvo todo el placer que necesitaba ese día.

Detalles del vídeo

Duración: 08:00
Visualizaciones: 6.246 lecturas