Salir de viaje te permite vivir experiencias que posiblemente no vivirías jamás en tu ciudad de residencia, en cuanto sales de tu zona de confort por decirlo de alguna manera, te cambia el chip y estás dispuesto a hacer cualquier locura. Este tipo estaba de vacaciones y conoció a una madura en un restaurante con pinta de tener ganas de marcha y cuando se quiso dar cuenta, estaba en los baños dándole caña por detrás mientras la muy guarra gemía como una cerda.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 9.450 vistas