Su mujer le dice que de cumpleaños le dará lo que nunca antes le han dado y que jamás en su vida va a olvidar su regalo. El tío pensaba que podía ser un coche deportivo de los clásicos que se consiguen muy poco cuando entra a su habitación, se encuentra en su cama tres culos obesos que esperan para una follada grupal. Al principio entro en pánico sabiendo que es mucha carne para él solo, pero luego se anima y empieza a chupar todos los coños que había en su alcoba. Pero no lo sobre exigieron, luego le hicieron una mamada de polla entre todas y lo hicieron correrse.

Detalles del vídeo

Duración: 05:08
Visualizaciones: 9.123 lecturas