Sus años como modelo ya pasaron hace mucho y ella no se lamenta por eso. Ya siente que disfruto suficiente lo que era estar día y noche en una fiesta con hombres que se peleaban por darle cosas. Obviamente, ella tenía que dar algo también y era un trato justo. Pero ahora la rellenita tetona prefiere pasar sus días con su macho, ese que la deja estar montando su polla por el culo cuando ella quiera. Además tiene una piscina en la que puede estar provocándolo y luego hacer que su verga se ponga dura solo por mostrarle su coño. Es lo que las modelos llaman el retiro que siempre llega a los 26 años.

Detalles del vídeo

Duración: 21:12
Visualizaciones: 2.857 lecturas