Se dice mucho eso de que las apariencias engañan y en parte estoy de acuerdo, pero hay casos y más cuando se trata de chicas te das cuenta de que son muy zorras. Una simple mirada o un suspiro delata a las tías más guarras y esta rubia tenía una cara de cerda antes de comenzar la escena que sin duda prometía, cuando acabó el rodaje efectivamente su personalidad iba acorde a su apariencia física, ¡¡¡.pedazo de puta!!!.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 14.303 vistas