Se monta en el taxi con sus intenciones claras, aunque el pobre hombre no tiene idea de lo que le esperaba, pero iba a sacar el mejor provecho de la oportunidad. La gorda pelirroja tiene la costumbre de tomar un taxi y luego de decir que no tiene para pagar el viaje. Lleva todo a un punto donde le piden que pague con sexo y ella accede. El tío se movió rápido y cuando noto tenía su polla metida en la boca de la zorra. A los minutos el taxista se estaba follando el coño caliente de la zorra y dándose un gusta por unos pocos billetes.

Detalles del vídeo

Duración: 06:54
Visualizaciones: 8.090 lecturas