Ese día en la discoteca se sorprendió al ver como ella sola les hacía mamadas a todos los hombres en el baño, eran muchos y desde ese momento supo que tenía que ser el novio de esa chica tan puta y disfrutar de los placeres que ella podía dar. Pero nunca pensó que todo viniera de familia, algo que descubre cuando conoce a su suegra y se da cuenta que la gorda rubia también tiene un coño muy caliente que tampoco tiene problemas en compartir con él. Así que rápidamente saca su polla para que la vieja le haga una mamada y luego a darse gusto con esa raja hasta que se corre.

Detalles del vídeo

Duración: 12:12
Visualizaciones: 2.792 lecturas