En su casa lo obligan a dormir en el sofá cuando lleva a su novia, pero algo muy diferente ha pasado cuando es él quien se queda en su casa: le permiten dormir en su cama con ella y nadie se escandaliza. Parece que son más liberales en ese sentido. Así que mientras su chica se va a estudiar, él se queda durmiendo cómodamente hasta que siente un beso en la oreja. Al abrir los ojos, nota que la gorda de su suegra se mete a su alcoba y seguramente es para follar, lo tenía claro pero también tenía la polla dura y no se pudo negar. Luego que entro en razón, ya le estaba haciendo una mamada y tuvo que darle una follada la vieja culona para dejarla satisfecha.

Detalles del vídeo

Duración: 07:00
Visualizaciones: 5.433 lecturas