La vida pasó muy rápido, un día era esa jovencita feliz que recibía a todos los soldados tras volver de la guerra y luego el mundo cambio tanto que ya no sabe cómo salir de su casa sin perderse. Es lo que pasa con la vejez: apesta y se siente muy mal. Pero para esta abuela zorra no esta tan mal, ella al menos encuentra la forma de llevarla de una mejor manera sobre todo porque su nieto siempre la ayuda a lavarse el coño. Luego de eso, ella le hace una mamada de polla y lo que viene es una buena follada en su raja arrugada y muy peluda. Pero que no deja de ser un chocho.

Detalles del vídeo

Duración: 06:15
Visualizaciones: 2.822 lecturas