El hombre llego a un punto donde se dio cuenta que trabajar para mantener a una mujer es un desfalco social, cualquier puta te puede complacer por un tercio de lo mismo que te cuesta tener un matrimonio. Además, como la infidelidad está implícita, ya no hay engaños y la felicidad está garantizada. Pero su mujer no quiere perderlo y por eso le lleva a una gordita latina para que le dé una follada mientras ella se masturba. Dejarlo que pruebe el coño de la chica que vende flores en la calle puede que lo haga cambiar de opinión. Aunque debe conseguir una semanalmente para que no se vaya jamás.

Detalles del vídeo

Duración: 06:05
Visualizaciones: 3.945 lecturas