Básicamente es como una regla que nadie puede explicar porque pasa pero nadie puede evitar que pase. Luego del matrimonio llegan los rollitos y tanto hombres como mujeres ganan un poco de peso. Ya después toca matarse en un gimnasio para tratar de retrasar lo inevitable. Pero esta rubia esta gordita y eso no hace que deje de ser una puta. Ella sigue igual que cuando era más delgada y joven. Ahora esta madurita y sabe bien como calentar la polla de su macho. Así que solo se desnuda en la cocina y luego empieza a mostrarle el coño y las tetas.

Detalles del vídeo

Duración: 07:02
Visualizaciones: 19.090 lecturas