Desde chico descubrió que el amor verdadero, es ese que sientes por una persona que tiene tu misma sangre, genéticamente están programados para tener conductas similares y eso hace que sea mucho más fácil congeniar. Cuando se parecen mucho, terminan formando un lazo irrompible. Entonces es de esa forma como este chaval justifica que su madre gorda adora montar su polla, él es su hijo y no hay una verga más atractiva para ella que la de su pequeño. Él por su parte, entiende que el coño de mamá necesita placer y es mejor que lo haga a que meta a un hombre extraño a la casa.

Detalles del vídeo

Duración: 05:59
Visualizaciones: 3.409 lecturas