Que lo hayan dejado quedarse ahí fue un gran favor, ya en la calle y sin empleo, era cuestión de tiempo para que su vida se fuera la mierda y terminara en la indigencia. Pero siempre la sangre tiene el deber de arbitre las puertas de su casa y dejar que parasites ahí sin nada mas que hacer. Y este tío va mucho más allá porque aprovecha que su hermano duerme, va y le toca el coño a su cuñada negra y la gorda se pone muy caliente. Solo que no abre los ojos para que no sea infidelidad mientras le dan la follada y tener una excusa para defenderse de infiel si su marido se despierta.

Detalles del vídeo

Duración: 17:14
Visualizaciones: 7.284 lecturas