Su esposa es una mujer madura pero le encanta el sexo, como a la mayoría de las mujeres de cierta edad. De vez en cuando se graban follando juntos, aunque esta vez era ella la que empezó sola con su cámara fija y masturbándose como una cerda. El coño de la madura estaba empapado, demasiado cachonda para decir que no a la polla de su marido cuando se acercó a ella apuntándola con su verga.

Inmediatamente se puso sobre ella y comenzó a penetrarla. Como casi todas las mujeres de su edad tenía buena carne para agarrar, y es que los hombres no podemos evitarlos, nos encantan las gordas o al menos que estén bien rellenitas.

Al final acabó corriéndose en su boca, cosa que a la zorrita le encantaba.

⇓ Descargar Vídeo HD

Detalles del vídeo

Duración: 11:32
Visualizaciones: 26.843 vistas