Su hermana prefiere no invitarla a su casa, parece que varios incidentes la han llevado a desconfiar de ella y por eso evita tener mucha comunicación con la gordita. Pero se supone que la familia debe estar unida y ella siempre lo intenta. Aunque la rubia es una guarra y aprovecha cualquier oportunidad para ponerse puta con quien sea, como cuando su cuñado estaba dormido y ella aprovecha para chuparle la polla. Luego el tío se despertó con la verga dura y no tuvo otra opción que follarse el coño de la tetona. Fue un golpe muy bajo pero tuvo que correrse en su boca.

Detalles del vídeo

Duración: 05:05
Visualizaciones: 12.502 lecturas