Una stripper rellenita le hará un gran favor a un cliente y se desnudará delante de él para que éste se puede hacer una gran paja admirando su orondo cuerpo. Pese a que lo intentó constantemente, el tipo no tenía derecho a meterle la polla por el servicio que pagó y tuvo que conformarse con restregar su verga por las tetas, la boca, el culo y el chocho de esta bailarina, que no es poco… Quizás se hubiera perdido un poco la gracia si directamente esta gordita se lo hubiera cabalgado, pero este tipo de sexo también tiene su punto y qué duda cabe que yo pagaría a ojos cerrados un servicio de este tipo. En principio estas chicas de baile erótico no son prostitutas y rara es la que se va a follar con un cliente, pero no dejan de ser mujeres y si les gusta un tío tienen todo el derecho a llevárselo a su casa y echarle un polvo.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 2.843 vistas