Casarse no fue una opción para ella, la vida pintaba bien cuando podía irse de viaje en viaje persiguiendo bandas y estas para conseguir inspiración, utilizaban su cuerpo como objeto sexual. Pero pasaron de moda las bandas y ahora son las computadoras que cantan, lo que dejo sin opciones a la vieja que además está muy gorda y le cuesta conseguir un macho. Pero para eso está su sobrino quien masturba su coño para que ella tenga algo de placer en su vida. No le importan las malas decisiones que ella haya tomado, quiere que sea feliz al menos por lo que le queda de vida.

Detalles del vídeo

Duración: 06:02
Visualizaciones: 2.814 lecturas