Siempre he estado en contra de los consoladores porque son para nosotros una competencia directa, como una chica le coja el gustillo a un dildo ya podéis olvidaros porque antes se meterá ese pollón de goma que uno mediocre de carne y hueso. Esta webcamer ha optado por no tener novio y tirar de rabo artificial, cosa totalmente respetable, al menos no deja de ser generosa y compartir con nosotros los increíbles atributos que Dios le ha dado, habrá que darle las gracias como se merece…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 19.089 vistas