Ya quisiéramos nosotros ser los propietarios de una empresa y que una gorda de este calibre hiciera las labores de secretaria y de señorita de compañía. Es difícil que se den ambos casos, pero lo que es cierto es que muchos empresarios están liados con sus secretarias y es que posiblemente sean las mejores amantes.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 13.156 vistas