Necesitaba una masajista, pero no esperaba encontrarse a una negra obesa para darle su tan ansiado masaje. Sin embargo aquella enorme mujer tenía una sorpresa para él. Sabía dar buenos masajes con sus pechos. Quiso probar y no solo le gustó, sino que se puso muy cachondo. Nunca se lo había hecho con una mujer de tal tamaño, era inmensamente gorda. Sin embargo algo en aquella obesa mórbida le ponía muy caliente y decidió probar.

Fue una de las mejores experiencias de su vida, ya se sabe que el que prueba con una gorda luego no quiere con ninguna otra mujer, todas le saben a poco.

⇓ Descargar Vídeo HD

Detalles del vídeo

Duración: 06:00
Visualizaciones: 60.608 vistas