Ella era una mujer obesa pero muy sexual, siempre tenía ganas de sexo y de probar cosas nuevas. Tal vez por eso y aunque tenía novio, no pudo rechazar la propuesta que le hicieron de follar con un hombre negro. La única condición es que su novio tenía que estar presente, pero parece que al chico esa idea también le gustaba.
Así fue como este hombre negro la desnudó, ella quería primero comerse esa gran polla negra, y después la penetró. Mientras su novio miraba el negro se la follaba como la cerda que era, tanto penetrando su enorme coño como luego perforando su ano y rompiéndole el culo.
Después de aquella experiencia interracial puede que ella se replantease su relación con su novio, puede que un negro fuera mejor pareja que él.

Detalles del vídeo

Duración: 13:55
Visualizaciones: 34.161 vistas