Fue precisamente su marido el que le dijo que ese día se la iba a follar otro hombre. Ella era una mujer gorda y muy sumisa, obedecía todo aquello que un hombre le dijera, así que aceptó la propuesta. En cuanto su esposo se fue apareció un hombre maduro bien vestido. Por sus formas parecía que le iba a pegar una follada dulce, pero se equivocó por completo. En cuanto se desnudaron empezó a follarle la boca en plan bestia, como a una zorra. Ella ya empezaba a saber lo que le esperaba, pero no se imaginaba que iba a ser la mejor follada de su vida.

Se sentó sobre él y comenzó a penetrarla mientras ella gemía y gritaba como la cerda que era. Después la tumbó en el sofá y se la metió por el culo. Al ser una mujer con sobrepeso tenía un buen trasero, pero sin embargo su ano era estrecho y en el vídeo se puede ver como se la metía y la sacaba.

Al final la sacó y se la volvió a meter en la boca para correrse. Al acabar la gorda se había dado cuenta de que ese tío era un auténtico profesional, se la había follado como nunca nadie había hecho antes en toda su vida.

Detalles del vídeo

Duración: 11:03
Visualizaciones: 28.942 vistas