Que la anciana fuera su abuela no fue un problema para tener sexo con ella. Él se estaba masturbando en el sofá cuando la vieja pasó por allí. Ya tenía suficiente edad y experiencia como para saber que un chico como su nieto solo pensaba en sexo y en follar, y que una vez tenía su rabo duro era complicado bajarlo.
Así que ella se ofreció para que pudiera desahogarse. Se acercó a su verga y se la metió en la boca. El chico al sentir la boca de su abuela mamándole la verga se excito más de lo que a priori pensaba.
Después se desnudaron, joder, su abuela estaba mucho más obesa de lo que en un principio parecía. Pero le encantó verla con toda su carne al natural, por lo que la puso a cuatro patas y penetró su vagina de una sola culeada.
Su coño era peludo y gordo, y finalmente no pudo evitar regárselo con su leche.

Detalles del vídeo

Duración: 24:54
Visualizaciones: 18.842 vistas