Salir a pasear y mirar el paisaje es algo que le gusta, salvo que no hay buenas vistas por donde vive y es muy pobre para mudarse a un barrio mejor. Pero eso no la detiene, ya que mientras disfruta del sol, también trabaja en eso de ser pobre. Y es que la rubia puede estar tranquilamente mostrando sus tetas gordas por dinero a cualquier tío que se lo pida, luego también puede hacerle una mamada de polla y ponerse a cuatro patas para que pruebe su coño caliente. Ella no tiene novio porque esta enfocada en su trabajo y eso le da más placer que amarrarse en una relación.

Detalles del vídeo

Duración: 14:22
Visualizaciones: 2.217 lecturas