La madura vive con su esposo quien trabaja todo el día, el hombre se rompe el lomo para asegurarse que no le falte comida a su mujer que para mantener su peso, necesita mucha. Pero la rubia con tetas enormes tiene un apetito voraz en todos los sentidos, necesita follar en todo momento además de comer. En su propia casa a diario la rubia con tetas gordas lleva a un tío para que se la folle en el sofá. Obviamente su coño gigante necesita una polla en todo momento y no va a esperar a que su esposo llegue de trabajar.

Detalles del vídeo

Duración: 09:28
Visualizaciones: 13.290 lecturas