Esta es la cerda con la que follé el otro día. La mayoría de los tíos ni se fijarían en ella, pero a mi me ponía muy cachondo. Solo de imaginarme a esa mujer desnuda, y que es lo que escondería bajo la ropa ya me ponía muy caliente.
No me costó mucho convencerla para follar, ella estaba aun más caliente que yo. Y eso es lo que pasa cuando una mujer está tan gorda, que suele follar poco.
Pero eso si, cuando follan… son insuperables. La muy puta no se cansaba de mi polla. Al final se me puso a cuatro patas esperando que le rompiera el culo, y había mucho para romper… pero me esforcé por lograrlo.

Detalles del vídeo

Duración: 08:02
Visualizaciones: 34.337 vistas