Un día sale apurada como siempre, pero esta vez no fueron los zapatos ni las bragas los que dejo en casa, se trata de su bolso donde tiene su dinero y todas las identificaciones legales. Entonces le toca improvisar un poco cuando el tío del taxi le pide que pague por el viaje. Ella, como toda puta, abre las piernas y le muestra lo que puede disfrutar y la zorra rellenita termina follando dentro del coche. Parece que su coño es tan rico que este tío le dio su número de móvil para que lo llame cada vez que quiera salir y él mismo se encargara de llevarla donde sea solo por follarla.

Detalles del vídeo

Duración: 07:18
Visualizaciones: 2.503 lecturas