Ser una rellenita no siempre fue bueno para ella. El mundo no está preparado para ver brillar a una jovencita gordita. Pero ella no estaba dispuesta a dejar que los prejuicios impuestos por la sociedad opacaran su talento. Así que se buscó un macho con dinero que se la llevara a su casa y ella poder estar todo el día en la piscina. El tío lo hizo feliz porque sabe que luego que ella tiene su polla dentro del coño, enloquece teniendo orgasmos y no quiere bajarse. La guarrilla cabalga magistralmente y chupa verga como toda una Diosa del sexo.

Detalles del vídeo

Duración: 13:34
Visualizaciones: 4.500 lecturas