La mujer vive sola y hace poco que se ha mudado, ella pensó que sería buena idea cambiar de aires, uno donde pudiera encontrar machos nuevos que no haya probado aun. Por eso cuando llego al vecindario, todos los tíos se alegraron mucho porque ahora tendrían a una mujer muy colaboradora. La rellenita tetona recibe una clavada diaria por alguno de sus vecinos que está feliz de meter su polla dentro de su coño. Ella hace buenas mamadas y además siempre los espera desnuda y con las piernas abiertas. Es como una puta pero no le tienes que pagar.

Detalles del vídeo

Duración: 06:06
Visualizaciones: 3.754 lecturas