Está muy joven y puede darse el lujo de estar rellenita. La gordita come lo que quiere y cuando quiere, no le importan las calorías ni tampoco le importa lo que piensen los demás porque ella tiene todo lo que quiere en la vida. Una casa grande con un marido maduro que la quiere mucho. Todo el dinero que necesite para comprar lo que quiere y una polla en su coño todos los días. La rellenita sabe cómo vivir la vida y como poner a gozar su raja. Así que pasa sus días disfrutando de lo afortunada que es y regocijándose en la envidia que le tienen sus amigas.

Detalles del vídeo

Duración: 13:13
Visualizaciones: 3.869 lecturas