Las fiestas eran buenas cuando llegaba con su vestido corto y todos le invitaban tragas para ponerla borracha y que terminara en el baño de hombres haciéndole sexo oral a todos. Pero todo cambio cuando decidió abandonar los estereotipos patriarcales que la obligaban a estar en la línea. Pero ahora son mucho mejor, porque las hace en su casa y con cuatro machos que le dan clavadas por todos los agujeros. Doble penetración para la rellenita rubia es lo que tiene y en partida doble. Con eso si no queda satisfecha, al menos se calma un poco hasta el próximo gang bang.

Detalles del vídeo

Duración: 05:07
Visualizaciones: 2.741 lecturas