Como siempre en la esquina que acostumbra calentar para conseguir clientes cuando de pronto un coche se detiene a pedirle documentos. No los tiene y ya sabe lo que tiene que hacer. Rápido se lleva al tío a su habitación para darle soborno de carne. El hombre no es tonto y se fue con ella para dejar que se chupe su polla, cualquiera lo hiera hecho. Luego que se la puso dura le dio una follada a su coño, pero la puta rellenita quería que no la volviera a interrogar y estuvo con él follando por el culo. Le dio todo el repertorio. Aunque luego de follar, noto que era un policía falso.

Detalles del vídeo

Duración: 06:55
Visualizaciones: 6.691 lecturas