Pasar todo el día trabajando, aunque ganes mucho dinero, limita otros aspectos de la vida. Esta negra rellenita lo explica bien de forma práctica. Ella solo tiene una hora libre luego de llegar a su casa para hacer algo, luego tiene que dormir para levantarse temprano al siguiente y marcharse al trabajo. Así que no tiene tiempo para pre coito, solo se acuesta en la cama y abre las piernas dejando su coño expuesto. Su marido la penetra con su polla y cuando ella quiera más, la tiene gritando para que se la meta más profundo. Así echa sus polvos rápidos pero intensos.

Detalles del vídeo

Duración: 07:00
Visualizaciones: 11.815 lecturas