En su casa se hace lo que ella dice, básicamente porque es quien sale a hacer las compras y hace la comida. Y como ya sabes, no peleas con quien hace la comida. Por eso cada capricho que ella tiene su marido se ve obligado a complacerlo. La rellenita negra adora que él la masturbe. Pero no como todas las zorras, ella lo prefiere con un vibrador dentro del culo. Le gusta que su ano sea estimulado y luego le manosee el coño. Aunque no siempre termina en una follada, lo que sí es seguro es que ella tiene muchos orgasmos como sea.

Detalles del vídeo

Duración: 10:05
Visualizaciones: 7.648 lecturas