Despierta y ya se fue, ni cuenta se dio cuando se levantó de la cama pero la hora indica que su marido ya está en el trabajo, por eso sabe que es su cuñado quien está dando vueltas por la casa esperando que ella despierte para como todos los días, entrar y darle lo suyo. La rellenita todos los días aprovecha que este se levanta con la polla dura, y como está sola, entonces se pone a follar con él un buen rato y echa el polvo mañanero que tanto le gusta. Son hermanos y tiene la polla como su marido, así que eso no se puede contar como infidelidad.

Detalles del vídeo

Duración: 07:31
Visualizaciones: 2.752 lecturas