Despertar temprano no es un problema para ella, cuando tienes una habilidad innata para conseguir dinero de cualquier fundación de caridad y la beneficencia social, eso de trabajar queda para los tontos que no saben que hay cosas gratis. Entonces puede ir en la tarde donde está su marido durmiendo y ahí la rellenita latina, luego de hacer una mamada de polla, puede estar echando un polvo a cuatro patas. Es su posición favorita, porque como las perras, ella adora tener una polla en el coño sin verle la cara al hombre que la está follando. Eso del misionero es para las personas que creen en el amor.

Detalles del vídeo

Duración: 11:58
Visualizaciones: 6.001 lecturas