Su hombre cree que ella es una mujer muy buena, solo porque acepta quedarse en casa mientras él trabaja todo el día. Pesar que ella lo hace solo porque es conservadora en cuanto costumbres, es un fatal error que seguramente comenten muchos. Pero lo que pasa realmente es que la rellenita es una zorra infiel y quiere tener tiempo libre para estar gozando mientras su marido no está. Se queda solo y puede meter a su amante en casa para que le dé una follada a su coño en la misma cama donde ella duerme con su esposo. No tiene moral y tampoco pudor, pero no es nuestro problema.

Detalles del vídeo

Duración: 10:03
Visualizaciones: 3.729 lecturas