Luego de abrir la puerta, entra a la habitación donde verifica su olor y se quita las bragas, ella sabe que los protocolos no son necesarios pero le gusta hacer esa rutina de sorpresa como si no supiera lo que va a pasar. Pero la rellenita infiel tiene claro que luego de sentarse en el sofá, estará gozando una follada con su amante negro. Porque ella misma lo invito para que él le diera una clavada en su coño y se lo dejara bien satisfecho. Obviamente lo hará porque es la única razón por la que ella lo recibe, de no poder hacerlo, buscara otro que si lo haga y como ella lo pida.

Detalles del vídeo

Duración: 05:36
Visualizaciones: 2.083 lecturas