Su marido sale muy temprano a trabajar, el necesita estar ocho horas a diario fuera de casa y deja a su mujer sola. Ella no está de acuerdo porque se mudó a vivir con él precisamente para eso: ¡vivir con él! Y si no está, difícilmente puede hacerlo. Así que en venganza, ella tiene un amante. La pobre mujer debe usar a otra persona para castigar a su hombre y ponerlo a que se folle su coño a cuatro patas. Eso para poder ser una mujer infiel, la rellenita cree que de esa forma su marido entenderá que no puede dejar sola a una chica y mucho menos si es una puta que no sabe cerrar las piernas.

Detalles del vídeo

Duración: 06:08
Visualizaciones: 4.443 lecturas