Al lado de una tienda de empeño se para todos los días. Es muy astuto de su parte provocar a los tíos que sale del local con efectivo, es un empleo indirecto que genera esa tienda. Lo mejor es que ellos no le cobran comisión y piensan que embellece la fachada. Ahí la rellenita con tetas gordas se levanta tíos que lleva a una habitación donde deja ver el gran culo que tiene y luego se abre las nalgas para que penetren su coño. Es una puta callejera que no acepta clientes que no estén dispuestos a provocarle orgasmos, así que además de dinero consigue placer para su raja.

Detalles del vídeo

Duración: 11:00
Visualizaciones: 8.934 lecturas