Siempre vio como ella salía con su toalla al patio. Parece que mientras lavaba la ropa, también tomaba una ducha y aprovechaba para ponerla a secar al sol sin antes vestirse. Algo que puede ser parte de la rutina de una gorda pero resulta que la vecina solo quería provocarlo. Aunque no tenía como saberlo hasta que se le cae el paño y ahí nota que es una invitación a follar. Luego terminan en el patio echando un rapidín y resulto tener un coño muy caliente la zorra. También hace buenas mamadas y solo espera que todos los días tenga algo que meter en la lavadora para él poder aprovechar.

Detalles del vídeo

Duración: 26:16
Visualizaciones: 9.149 lecturas