De chica todo fue una pesadilla, sus amigas flacas se llevaban todos los machos porque ella no terminaba de desarrollarse. El cuerpo que tiene llevo tiempo para mostrarse como la belleza que es ahora. Así que ahora la putita negra con gordas tetas vive todos los días brincando sobre una polla mientras que sus raquíticas ex amigas, están criando hijos de muchos maridos. La jovencita vive como quiere y su coño es un parque de diversiones donde cualquiera que tena una polla grande puede entrar a darse todo el gusto que quiera. La tetona entendió que lo bueno se hace esperar.

Detalles del vídeo

Duración: 11:50
Visualizaciones: 10.648 lecturas