Los días de hacer negocio fácil pasaron a la historia. Esa época donde un hombre pasaba meses en el bosque y volvía con unas pieles que todos querían comprar ya quedaron atrás. Ahora algo tan fácil como eso no es posible. La competencia y el mercado es más rudo cada vez y hay que pelear duro. Pero no para esta puta obesa, ella tiene algo que todo mundo quiere y parece que eso hace que se pueda poner exigente. ¡Y de hecho lo hace! Ella solo come pollas negras. Solo atiende a tíos de color y con ese culo gigante claro que cualquier se pinta la piel para probarlo.

Detalles del vídeo

Duración: 10:58
Visualizaciones: 19.845 lecturas