La elegancia que presume viene de la era victoriana, ella misma no tiene idea, solo trata de emular lo que cree que es elegante. Eso pasa cuando no tienes clase, tratas de hacer lo que crees y no siempre eso es lo que te hace ver bien. Pero más allá de su mal gusto y cortinas viejas, esta puta obesa gana mucho dinero mientras es follada abierta de piernas. Tal vez no pueda hacer algunas acrobacias, pero tiene un coño muy caliente y es obvio que algunos hombres están listos para pagar solo por meterle la polla. Eso es lo único que importa realmente, lo demás es basura.

Detalles del vídeo

Duración: 04:02
Visualizaciones: 5.487 lecturas