Llevar mucha ropa y un estilo muy extraño es su forma de pasar desapercibida, por eso cuando se la quita, entonces ahí empieza a sorprender y es la técnica que uso con su vecino. Ella es una puta con tetas gordas pero no se puede ver a simple vista, así que cuando ella abrió su blusa, el tío no tuvo otra opción que quedarse mirando lo tetona que estaba. Luego ya tenía la polla dura y no tuvo problemas en dejar que ella se la chupara. Ahí fue que se dio cuenta que de ahí no iba a salir sin antes darle una buena follada a madura. El vecino ahora la tiene que follar todos los días.

Detalles del vídeo

Duración: 06:00
Visualizaciones: 2.549 lecturas