Nunca pensó que fuese de esa forma, él siempre quiso saber que se sentía pero no se atrevía a pedírselo. Todos sus amigos hablaban de eso y hasta algo de celos le provocaba que solo con tener dinero, cualquiera del barrio la pudiera follar, pero así es la vida. Hasta que por fin llegó el día en el que ella misma le propuso que estuviera probando su coño y este hombre se dio un gustazo follando a primita gorda. Fue un buen día mientras ella se jalaba los labios de la raja se reía mientras lo veía como él se emocionaba con el culazo que tiene. Algo normal si vemos a la negra.

Detalles del vídeo

Duración: 10:08
Visualizaciones: 2.310 lecturas