Nada, ella pensó que aunque es una mujer grande, el ojete lo debía tener estrecho porque nunca le habían hecho una follada anal. Así que pensando que hasta podía llorar cuando se la metieran el culo, se puso en cuatro sobre la cama para que su cara saliera. Aunque sí quiso tenerlo en video, la primera clavada por detrás tenía que estar grabada para verla siempre. Pero exagero un poco, porque su culo de gorda estaba bien flácido y con un poco de saliva la polla negra de su marido le entro en el culo muy fácil, así que solo pasaron segundo para que estuviera clavada.

Detalles del vídeo

Duración: 10:44
Visualizaciones: 6.913 lecturas