Se volvió loca literalmente al encontrarse de frente aquella enorme polla negra solo para ella. El tío la tenía tan dura y grande que no pudo evitar intentar metérsela entera en la boca, cosa que obviamente aquella cerda obesa no podía conseguir. Mientras tanto él sacaba de vez en cuando su pene y golpeaba su cara de zorra con él, la mujer ya se estaba dando cuenta de lo que iba a ser follar con aquél hombre.

Se abrió de piernas como una zorra mostrando su coño, para ser madura la muy zorra lo tenía chorreando de la excitación. No le costó mucho penetrarla y metérsela hasta el fondo mientras ella gemía como puta. Luego le dio la vuelta, quería disfrutar de ese enorme culazo que solo puedes tener cuando follas con una obesa madura.

Detalles del vídeo

Duración: 13:06
Visualizaciones: 113.956 vistas