Llegar a una casa y tocar una puerta puede estar bien siempre que seas testigo de jehová y sea domingo. De lo contrario, es posible que las personas se irriten por molestar su tranquilidad. Aunque también hay otra forma de que te dejen entrar sin hacer muchas preguntas, como esta vieja con tetas muy gordas que siempre busca a su vecino para que la clave por el culo. Ella es una rubia mayor que todavía adora sentir pollas metidas por su ojete, entonces siempre busca chavales para que le folladas anales y parece que los jovencitos están felices de follarla.

Detalles del vídeo

Duración: 04:03
Visualizaciones: 9.290 lecturas