Con que placer se pierde un tío teniendo delante un gordo culo negro a su entera disposición, concretamente un culazo redondo y duro como el de nuestra siguiente invitada. Supongo que habréis adivinado que tenéis delante a una puta de pago, una profesional del sexo gorda que seguramente cobre sus servicios en proporción a su carne y esto quiere decir que no será barata, ahora bien, yo me rascaría el bolsillo con mucho gusto solo por poder estar follando con ella una hora. La verdad es que puedo presumir de haberme follado a dos o tres mujeres negras (concretamente africanas) y debo decir que su piel es increíble, es muy suave y suelen tener el culo bastante gordo, por lo que sentir cómo te cabalan mientras te agarras a sus caderas o a sus nalgas es una experiencia increíble. A veces pueden resultar algo frías, pero hay que pensar que su cultura es muy diferente a la de las mujeres europeas y aunque estén disfrutando como perras cuando follan, no lo exteriorizan de la misma manera o al menos con las que yo he tenido sexo. Por mi parte os recomiendo totalmente si no lo habéis probado tiraros a una chica de color, solo después podréis opinar y comprender el por qué de mi debilidad con estas mujeres. Si hablamos de sus coños también tengo palabras buenas, sus labios son de color muy oscuro pero cuando los abres aparece un chochito rosado o colorado que te entran unas ganas de comértelo terribles, de hecho el coño más jugoso que me comí fue el de una negrita de 19 años que no paraba de correrse y su flujo vaginal sabía a gloria bendita…

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 10.956 vistas